Posteado por: traductorpolitico | enero 22, 2009

El Parque San Martín de Salta, nuevamente con sus miserias al desnudo

parque-san-martinLA BASURA DE MIGUEL ISA

Salta es una de las pocas ciudades del mundo que tutela a sus “vendedores ambulantes” procurando a éstos un “espacio fijo” en donde establecerse; es decir, negando su esencia. Pero más que por una debilidad de los poderes públicos, la situación de los “ambulantes” de Salta se explica por la capacidad de presión que estos trabajadores exhiben sobre unos funcionarios generalmente propensos a las concesiones demagógicas.
Esta capacidad “de presión” (que muchas veces lo es “de chantaje”) se basa no precisamente en el carácter “ambulatorio” de las ventas sino en su carácter fijo (aquel que el gobierno ampara y promueve), en la proximidad de unos con otros, en la solidaridad que nace de los problemas comunes. Es decir que mientras menos ambulantes sean estos trabajadores, más dificultades tendrá la Municipalidad, o quien sea, para controlar su actividad y hacerla compatible con los derechos del comercio formal, los de los vecinos y ciudadanos en general, y los del medioambiente.

El Parque San Martín -espacio en el que se han establecido los “ambulantes” con la venia del poder municipal de Salta- presentaba ayer un aspecto lamentable, a causa de la basura acumulada por los diferentes “puestos”. Si bien las organizaciones que agrupan a estos vendedores han venido diciendo que se hacían responsables de la limpieza e higiene del lugar, lo cierto es que muy fácil decirlo aunque no tan fácil practicarlo.

La Municipalidad de Salta (llamada también (si bien extraconstitucionalmente) “Intendencia Isa”) ha anunciado cientos de veces el “traslado” de los vendedores ambulantes al Pasaje Beltrán, ubicado en la zona suroeste de la ciudad. Pero nadie sabe si este traslado dará algún resultado. En primer lugar, nadie sabe si con este traslado se rescatará el Parque San Martín para la ciudad y sus habitantes; en segundo lugar, nadie sabe si los vendedores se avendrán a ocupar el nuevo espacio, puesto que su marketing se apoya en la proximidad con el centro de la ciudad.

Pero la intención intensa del intendente Isa apunta a seguir “moviendo” a los “ambulantes” y estacionarlos, de modo ya definitivo, junto al tagarete a cielo abierto de la avenida Hipólito Yrigoyen, “de la Juana Figueroa p’abajo”. El proyecto municipal contempla el cerramiento del citado canal, una obra postergada por más de casi cincuenta años en Salta.

Publicado a las 12:32 | lunes 12-01-2009

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: